Todo para el

Aunque recibir a Osasuna en el Camp Nou fuese el reto menos complejo de los que tenía por delante el Fútbol Club Barcelona, Luis Enrique sí pareció asumir que su equipo iba a necesitar cuestiones bastante particulares en este duelo. Por un lado estaba el cansancio físico que acumula su once titular, por el otro la fatiga emocional que supone abordar sus dos partidos más importantes del año en tres días y, por último, la necesidad de potenciar las sensaciones positivas nacidas en una victoria como la del Santiago Bernabéu.

En base a esto se entiende que Messi no descansara, pero también se comprende que todo el planteamiento del entrenador asturiano pretendiese desgastarle lo menos posible. La vuelta al 3-4-3 para facilitar los primeros pases, el vuelo que demostraban tener los dos interiores (Denis e Ivan Rakitic) para liberar el centro el campo, los movimientos de Paco Alcácer para empujar a la defensa… Aunque nada tan significativo en el planteamiento de ayer como la labor de los dos particulares carrileros. Ellos actuaron por y para Leo Messi.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
André Gomes y Arda Turan fueron los elegidos para ocupar dicha posición anoche. Esto, teniendo en cuenta que Osasuna plantaba un bloque medio que regalaba los carriles, se podría haber entendido como una manera de buscar el desequilibrio exterior, ganando pico de área y metiendo a la defensa rojilla muy atrás. Pero la intención era otra. Ni el turco ni el portugués atacaban el espacio que tenían por delante, ni con balón ni sin él, pues su labor ayer era la de encontrar una y otra vez a Messi. El proceso era sencillo: se abrían, atraían, fijaban y soltaban. Con los interiores haciéndole espacio y Sergio Busquets protegiendo su retaguardia, el pase horizontal de Arda Turan o André era tan sencillo como eficaz.

Leo siempre recibía sólo y con mucho movimiento por delante, lo que le permitía dañar sin necesidad apenas de sprintar. A los sesenta minutos, por si había dudas, se marchó. El trabajo estaba hecho. Había marcado dos goles, sumado tres puntos y prolongado esta sensación de que el Madrid sólo se va a poder permitir un empate.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En definitiva, el partido salió a pedir de boca de un Luis Enrique que desde que es entrenador del Barcelona no ha parado de demostrar lo evidente: conoce como nadie los ritmos y los sentimientos del club. El planteamiento táctico de ayer, la función de Leo, la entrada de Aleñá por el argentino o el gol de Masche -obra de Piqué- tenían como objetivo prioritario el de reforzar una mente que hace tan solo una semana corría el lógico peligro de apretar el interruptor del off.

No sé si había que despejar algunas dudas sobre ello tras su actuación en turín pero Messi volvió para no hacer notar la baja de Neymar. Y se ha repetido el proceso y el resultado. Al final la clave es que el resto mire a messi para que este les devuelva esa mirada potenciándoles. Es una depende cia con la que siempre ha sabido cargar y la que sigue generando un mayor optimismo como dice Quintana. Es difícil ver un gran Barça sin un Messi consciente de su importancia e iniciativa. Algo que Neymar logró en parte.

Si Griezmann no la toca

El Atlético de Madrid desarrolló a principios de temporada una idea basada en el fútbol ofensivo desde la asociación que convirtió a los rojiblancos en uno de los equipos más disfrutables de Europa para el espectador medio. Sin embargo, los resultados no estuvieron a la altura de la expectativa generada por su juego, y Simeone decidió dar un volantazo quizá alertada por el escepticismo de hombres tan importantes como el capitán Gabi Fernández. Pareció sorprendente porque daba la sensación de que los pinchazos habían sido mero fruto del azar, de que el balance de ocasiones a favor y en contra sonreía demasiado al Atleti como para que la suerte no girase y comenzasen a caer las victorias, pero incluso así, el Cholo renunció. Anoche, contra el Villarreal CF, se pudo comprender mejor por qué.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Aquella identidad combinativa se construía sobre dos pilares individuales que fueron el santo y la seña: Koke como segundo pivote, aportando un extra de salida, creatividad y control en la sala de máquinas, y un Griezmann dotado de libertad absoluta que visitaba cualquier zona del campo para ofrecer líneas de pase y mejorar la circulación del balón. Todo en beneficio de la fluidez. El problema residía en que, cuando la superestrella francesa queda demasiado enfocada a generar juego, sus primeras intervenciones se localizan muy, muy lejos del área de finalización, haciendo que el mayor volumen de ventajas ofensivas originadas tengan a otros de sus compañeros como cobradores del frac que van a que les paguen la factura del gol. Dicha circunstancia implica que el Atlético crea menos ocasiones de las que su fútbol sugiera, que estas son menos claras y que se resuelven con muchísima menos precisión. La irregularidad de Gameiro -llamado a ser un delantero de más de 20 goles- capó la idea y Simeone supo verlo relativamente a tiempo.

Contra los de Escribá, Koke volvió a asumir el peso de los primeros pases, Filipe Luis creció para dominar a su lado y el Atlético logró establecer la posesión en campo contrario para que Griezmann, con la hiperactividad propia de un demonio juvenil, revolucionara las jugadas con apoyos, desmarques, descargas, cambios de ritmo y resto de acciones de su maravilloso repertorio; consiguiendo girar el durísimo sistema defensivo del Submarino. Hasta 23 disparos sumaron los colchoneros, pero sólo un 17% de ellos en botas de su gran killer. Y así, la portería de Andrés Fernández nunca fue batida.

Eso depende del contexto (en este caso, su equipo). Si su juego permite a otros marcar goles (y diferencias) puede que su versión asociativa sea la más productiva. Pero si su equipo adolece de claridad ante el gol, su aporte en ese sentido sería más trascendente.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.

Al final pasa con todos los jugadores: aunque uno sea un “Top player”, el contexto de tus compañeros marcarán la productividad de tu desempeño.

Solo Messi es capaz de crear el juego y asegurar casi 50 goles al año.
Si Griezmann hiciera eso dejaría de ser mortal, como Messi.

Quien detiene a Robben

“Arjen sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo y todavía va a seguir jugando para su club. Es un gran contratiempo, una merma real que la selección nacional no pueda contar con Arjen nunca más. Le echaremos de menos. No hay ninguna duda sobre eso”. Dick Advocaat, quien ha anunciado precisamente en el día de hoy que deja su cargo como seleccionador holandés, transmitía una realidad evidente e inconstestable. Tras no clasificarse para el Mundial de Rusia 2018, Robben, a sus 33 años, se retiraba de la selección el pasado mes de octubre, dejando un legado similar al que dejará cuando se marche definitivamente del fútbol. Mientras Holanda tuvo a Robben a un gran nivel, Holanda rozó la gloria.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Ausente de la Eurocopa 2016 y del próximo mundial, La oranje va a necesitar más que nunca una identidad y un proyecto común que logre dar soporte a varias generaciones seguidas; conceptos, el de la identidad y el de un proyecto que siempre son motivo de debate en el país que fue más que nadie en la derrota, el país de Johan Cruyff y Rinus Michels. En ese contexto, y con multitud de seleccionadores diferentes entre sí, Holanda contó con varias figuras que le permitieron competir en el corto plazo con una garantía que quizá su talento colectivo y las sensaciones transmitidas por esos equipos eran, bien irregulares, bien alejadas del canon neerlandés. Pero atendiendo a lo que pasó en Sudáfrica y Brasil, Arjen Robben era la diferencia.

Mundial 2014. Louis van Gaal no da con la tecla. Su equipo marcha a trompicones en la fase de clasificación para la Copa del Mundo y llega justito en determinados aspectos, más tras la baja de Kevin Strootman. De repente, activa un 5-3-2 en un grupo durísimo (España, Chile y Australia), en contra de lo más clásico: “No introduje ese esquema para ganar amistosos. Lo hice porque no pensaba que estuviésemos en condiciones de ganar una liguilla con España, Chile y Australia utilizando un 4-3-3. Quizás esto sirva para que en los Países Bajos todo el mundo se dé cuenta de que el sistema 4-3-3 no es el único que puede dar alegría a la gente”. En esa disposición, Robben vuela como segundo punta. Holanda encuentra el sistema y la competitividad pero además tiene a Robben.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
“¿Parar a Messi?¿Y cómo van a parar ellos a Robben?”. Patrick Kluivert no barría para casa ni venía a decir que Arjen era mejor que Leo cuando holandeses y argentinos chocaron en la semifinal, pero manifestaba una sensación compartida: Robben estaba jugando increíblemente bien en ese dibujo, jugando un fútbol intimidante, sin posición clara, con sus virtudes igualmente potenciadas, con una libertad que él entendió con naturalidad y que permitió a Holanda soñar. Robben arrancó su carrera, y la finalizará, como un extremo desequilibrante pero en Brasil fue igual de condicionante sin necesidad de arrancar desde una banda. A la contra, en transición o con la defensa rival posicionada, Robben como segunda punta fue la figura ofensiva del Mundial de Brasil.

Chelsea contra Grandes Rivales

El Chelsea FC de Antonio Conte dio ayer un golpe sobre su mesa superando y venciendo al Manchester United. Se dice sobre “su”mesa porque su posición en Premier League no invita al optimismo, ahí no parece haber margen; pero internamente sí le cabrá extraer lectura y ánimo que podrán pronunciar su rendimiento. Por el modo en que jugó e hizo jugar al equipo de Jose Mourinho, este Chelsea debe tomar consciencia de que se la puede liar a cualquiera.
Por supuesto, una de sus mayores fortalezas deriva de la pareja ofensiva que componen Hazard y Morata. La química entre ellos ha surgido desde el primer momento. Es cierto que si Álvaro dispusiera de un repertorio asociativo más fino podría regalar a la superestrella belga recepciones de cara a portería en zonas más adelantadas, pero la tendencia de esta a bajar a recibir, y que el sistema se lo permita, lima en buena medida esa posible aspereza y decanta a poner el foco sobre lo mucho y bueno que salta cuando interactúan.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Y el jugador que está favoreciendo que Hazard pueda bajar sin descompensar la estructura es Tiemoue Bakayoko. Su fichaje creó alguna duda porque en el doble pivote por el que apostó Conte el año pasado, la utilidad del francés habría quedado bastante en entredicho, debido a que se trataba de una línea muy posicional y fija atrás en la que un box-to-box de tanto kilometraje como este se habría aburrido y diluido; pero en la nueva formación, el 5-3-2 con Cesc Fábregas haciendo tareas de mediocentro, Bakayoko es, a menudo, incluso el “9” de facto del Chelsea FC, de lo mucho que se descuelga y debe descolgarse. La duda reside en si este equilibrio táctico tan coherente tendrá una respuesta técnica adecuada cuando Bakayoko se mida a rivales de la Champions League. En el Metropolitano, por ejemplo, funcionó, si bien este Atlético no parece la mejor vara para medir funcionamientos ofensivos en este ahora.
Preocupa que a estas altura el equipo de mourinho ya este a 8 puntos del city, la verdad es que el comienzo de la premier parecía que iba a ser mas competido (el manun incluso me parecía mejor equipo al comienzo de la misma), pero tal vez era un equipo no preparado para perder a una de sus piezas mas importantes (pogba) y sumado a que no va sobrado de autosuficiencia arriba pues…
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
En cuanto al Chelsea y su potencial su partido el otro día contra la Roma deja muchas dudas en ese sentido.
“Cada día que pasa estoy más desencantado con Mourinho. Es incapaz de crear un sistema ofensivo que le permita superar desde el juego a equipos pequeños (a los que solo es capaz de encarrilar si puede abrir el marcador a balón parado) y poder afrontar los partidos ante los otros 5 grandes de la Premier de tú a tú. Que el United encare ante 5 rivales, ¡10 partidos de Liga! con la única ambición de dejar la portería a 0 y que el contrario se equivoque, porque necesita que el contrario se equivoque mucho ya que los repliegues son tan marcados que se quedan sin posibilidades de atacar con continuidad, o que en los últimos minutos Fellaini o Lukaku bajen pelotazos me parece muy pobre”

Todo para el

Aunque recibir a Osasuna en el Camp Nou fuese el reto menos complejo de los que tenía por delante el Fútbol Club Barcelona, Luis Enrique sí pareció asumir que su equipo iba a necesitar cuestiones bastante particulares en este duelo. Por un lado estaba el cansancio físico que acumula su once titular, por el otro la fatiga emocional que supone abordar sus dos partidos más importantes del año en tres días y, por último, la necesidad de potenciar las sensaciones positivas nacidas en una victoria como la del Santiago Bernabéu.

En base a esto se entiende que Messi no descansara, pero también se comprende que todo el planteamiento del entrenador asturiano pretendiese desgastarle lo menos posible. La vuelta al 3-4-3 para facilitar los primeros pases, el vuelo que demostraban tener los dos interiores (Denis e Ivan Rakitic) para liberar el centro el campo, los movimientos de Paco Alcácer para empujar a la defensa… Aunque nada tan significativo en el planteamiento de ayer como la labor de los dos particulares carrileros. Ellos actuaron por y para Leo Messi.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
André Gomes y Arda Turan fueron los elegidos para ocupar dicha posición anoche. Esto, teniendo en cuenta que Osasuna plantaba un bloque medio que regalaba los carriles, se podría haber entendido como una manera de buscar el desequilibrio exterior, ganando pico de área y metiendo a la defensa rojilla muy atrás. Pero la intención era otra. Ni el turco ni el portugués atacaban el espacio que tenían por delante, ni con balón ni sin él, pues su labor ayer era la de encontrar una y otra vez a Messi. El proceso era sencillo: se abrían, atraían, fijaban y soltaban. Con los interiores haciéndole espacio y Sergio Busquets protegiendo su retaguardia, el pase horizontal de Arda Turan o André era tan sencillo como eficaz.

Leo siempre recibía sólo y con mucho movimiento por delante, lo que le permitía dañar sin necesidad apenas de sprintar. A los sesenta minutos, por si había dudas, se marchó. El trabajo estaba hecho. Había marcado dos goles, sumado tres puntos y prolongado esta sensación de que el Madrid sólo se va a poder permitir un empate.

En definitiva, el partido salió a pedir de boca de un Luis Enrique que desde que es entrenador del Barcelona no ha parado de demostrar lo evidente: conoce como nadie los ritmos y los sentimientos del club. El planteamiento táctico de ayer, la función de Leo, la entrada de Aleñá por el argentino o el gol de Masche -obra de Piqué- tenían como objetivo prioritario el de reforzar una mente que hace tan solo una semana corría el lógico peligro de apretar el interruptor del off.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
No sé si había que despejar algunas dudas sobre ello tras su actuación en turín pero Messi volvió para no hacer notar la baja de Neymar. Y se ha repetido el proceso y el resultado. Al final la clave es que el resto mire a messi para que este les devuelva esa mirada potenciándoles. Es una depende cia con la que siempre ha sabido cargar y la que sigue generando un mayor optimismo como dice Quintana. Es difícil ver un gran Barça sin un Messi consciente de su importancia e iniciativa. Algo que Neymar logró en parte.

Si Griezmann no la toca

El Atlético de Madrid desarrolló a principios de temporada una idea basada en el fútbol ofensivo desde la asociación que convirtió a los rojiblancos en uno de los equipos más disfrutables de Europa para el espectador medio. Sin embargo, los resultados no estuvieron a la altura de la expectativa generada por su juego, y Simeone decidió dar un volantazo quizá alertada por el escepticismo de hombres tan importantes como el capitán Gabi Fernández. Pareció sorprendente porque daba la sensación de que los pinchazos habían sido mero fruto del azar, de que el balance de ocasiones a favor y en contra sonreía demasiado al Atleti como para que la suerte no girase y comenzasen a caer las victorias, pero incluso así, el Cholo renunció. Anoche, contra el Villarreal CF, se pudo comprender mejor por qué.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Aquella identidad combinativa se construía sobre dos pilares individuales que fueron el santo y la seña: Koke como segundo pivote, aportando un extra de salida, creatividad y control en la sala de máquinas, y un Griezmann dotado de libertad absoluta que visitaba cualquier zona del campo para ofrecer líneas de pase y mejorar la circulación del balón. Todo en beneficio de la fluidez. El problema residía en que, cuando la superestrella francesa queda demasiado enfocada a generar juego, sus primeras intervenciones se localizan muy, muy lejos del área de finalización, haciendo que el mayor volumen de ventajas ofensivas originadas tengan a otros de sus compañeros como cobradores del frac que van a que les paguen la factura del gol. Dicha circunstancia implica que el Atlético crea menos ocasiones de las que su fútbol sugiera, que estas son menos claras y que se resuelven con muchísima menos precisión. La irregularidad de Gameiro -llamado a ser un delantero de más de 20 goles- capó la idea y Simeone supo verlo relativamente a tiempo.

Contra los de Escribá, Koke volvió a asumir el peso de los primeros pases, Filipe Luis creció para dominar a su lado y el Atlético logró establecer la posesión en campo contrario para que Griezmann, con la hiperactividad propia de un demonio juvenil, revolucionara las jugadas con apoyos, desmarques, descargas, cambios de ritmo y resto de acciones de su maravilloso repertorio; consiguiendo girar el durísimo sistema defensivo del Submarino. Hasta 23 disparos sumaron los colchoneros, pero sólo un 17% de ellos en botas de su gran killer. Y así, la portería de Andrés Fernández nunca fue batida.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.

Eso depende del contexto (en este caso, su equipo). Si su juego permite a otros marcar goles (y diferencias) puede que su versión asociativa sea la más productiva. Pero si su equipo adolece de claridad ante el gol, su aporte en ese sentido sería más trascendente.

Al final pasa con todos los jugadores: aunque uno sea un “Top player”, el contexto de tus compañeros marcarán la productividad de tu desempeño.

Solo Messi es capaz de crear el juego y asegurar casi 50 goles al año.
Si Griezmann hiciera eso dejaría de ser mortal, como Messi.

Carlos Soler

Carlos Soler asomó la cabeza como una buena noticia cuando peor estaba el Valencia. Un doble impacto positivo en mitad de la pendiente merced a un joven canterano que emocionalmente parecía ajeno a la tensión y al desánimo que agarrotaba laspiernas del resto, y que a nivel futbolístico rápidamente se convirtió en un elocuente apoyo para quienes tuviera a su alrededor. Horneado en Paterna en una posición de mediocentro que con el primer equipo ha frecuentado poco, su espacio inicial se localizó unos metros por delante del pivote y estrechamente relacionado con Dani Parejo, el hombre llamado a mover los hilos del ya entonces equipo de Voro.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Como interior y asomado a la mediapunta, Soler evidenció en aquellos primeros partidos tener capacidad tanto para moverse cerca de la base dando salida al juego -no en vano, esta había sido su zona y este su encargo hasta coger el ascensor-, como para saber activarse entre líneas despejando opciones de pase que ofrecer a los compañeros que formasen tras él. Una versatilidad en el rol, que a la par del también penduleo de Parejo entre el círculo central y la mediapunta, convirtió al canterano en un elemento clave en la medular che a la hora de diseñar los triángulos que dieran estabilidad al juego con balón valencianista. Todo ello, además, aderezado con un ritmo en el movimiento y un equilibrio en la posición que le permitían mucha presencia sin redundar, haciendo de él una pieza vital para mantener junto al equipo, para hacer que junto avanzase y para hacer que junto permaneciera arriba.

Las últimas semanas, sin embargo, han deparado un Carlos Soler distinto al que su técnico le ha reservado un nuevo emplazamiento. Con Orellana momentáneamente establecido en el enganche, y la voluntad de sumar a su centro del campo un centrocampista extra, Voro ha optado recientemente por usar al canterano partiendo desde una posición más escorada, con tal de que Soler siga siendo un apoyo en la circulación y a la hora de crecer desde la gestión del cuero, pero situado más cerca de la cal. La medida, que ha permitido al técnico dar forma a un mediocampo poblado y apto para crecer desde la administración del cuero, sin embargo, ha traído como resultado la matizada influencia de Soler en la construcción de esas rutas que permitieran al juego de ataque che ganar metros y, una vez conquistados, no perderlos. Sujetado su apoyo permanente más cerca del costado su participación directa e indirecta alrededor de Parejo o del propio Orellana es más reducida.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Como consecuencia, ahora la importancia de los delanteros valencianistas en este encargo de lograr y fijar la altura de la jugada se ha multiplicado, como las piezas que tanto en el apoyo como aguantando el balón arriba permitan al resto juntarse en campo rival. El pasado fin de semana, sin Simone Zaza ni Nani, a los de Voro les faltó esta figura, lo cual redujo considerablemente el efecto que probablemente pretendía un mediocampo plagado de futbolistas capaces de dar forma a un ataque fluido que se asomara al balcón del área. Soler, en banda, no pudo serlo. Para que la opción del canterano abierto al exterior pueda dar el rédito necesario, además del contrapunto profundo que Joao Cancelo o Montoya puedan darle, Voro tendrá que solucionar esta cuestión. Quizá fuera de la línea de medios, pero deberá encontrar otro Carlos Soler. El propio Soler, ahora en banda, lo necesita.

Todo para el

Aunque recibir a Osasuna en el Camp Nou fuese el reto menos complejo de los que tenía por delante el Fútbol Club Barcelona, Luis Enrique sí pareció asumir que su equipo iba a necesitar cuestiones bastante particulares en este duelo. Por un lado estaba el cansancio físico que acumula su once titular, por el otro la fatiga emocional que supone abordar sus dos partidos más importantes del año en tres días y, por último, la necesidad de potenciar las sensaciones positivas nacidas en una victoria como la del Santiago Bernabéu.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
En base a esto se entiende que Messi no descansara, pero también se comprende que todo el planteamiento del entrenador asturiano pretendiese desgastarle lo menos posible. La vuelta al 3-4-3 para facilitar los primeros pases, el vuelo que demostraban tener los dos interiores (Denis e Ivan Rakitic) para liberar el centro el campo, los movimientos de Paco Alcácer para empujar a la defensa… Aunque nada tan significativo en el planteamiento de ayer como la labor de los dos particulares carrileros. Ellos actuaron por y para Leo Messi.

André Gomes y Arda Turan fueron los elegidos para ocupar dicha posición anoche. Esto, teniendo en cuenta que Osasuna plantaba un bloque medio que regalaba los carriles, se podría haber entendido como una manera de buscar el desequilibrio exterior, ganando pico de área y metiendo a la defensa rojilla muy atrás. Pero la intención era otra. Ni el turco ni el portugués atacaban el espacio que tenían por delante, ni con balón ni sin él, pues su labor ayer era la de encontrar una y otra vez a Messi. El proceso era sencillo: se abrían, atraían, fijaban y soltaban. Con los interiores haciéndole espacio y Sergio Busquets protegiendo su retaguardia, el pase horizontal de Arda Turan o André era tan sencillo como eficaz.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Leo siempre recibía sólo y con mucho movimiento por delante, lo que le permitía dañar sin necesidad apenas de sprintar. A los sesenta minutos, por si había dudas, se marchó. El trabajo estaba hecho. Había marcado dos goles, sumado tres puntos y prolongado esta sensación de que el Madrid sólo se va a poder permitir un empate.

En definitiva, el partido salió a pedir de boca de un Luis Enrique que desde que es entrenador del Barcelona no ha parado de demostrar lo evidente: conoce como nadie los ritmos y los sentimientos del club. El planteamiento táctico de ayer, la función de Leo, la entrada de Aleñá por el argentino o el gol de Masche -obra de Piqué- tenían como objetivo prioritario el de reforzar una mente que hace tan solo una semana corría el lógico peligro de apretar el interruptor del off.

No sé si había que despejar algunas dudas sobre ello tras su actuación en turín pero Messi volvió para no hacer notar la baja de Neymar. Y se ha repetido el proceso y el resultado. Al final la clave es que el resto mire a messi para que este les devuelva esa mirada potenciándoles. Es una depende cia con la que siempre ha sabido cargar y la que sigue generando un mayor optimismo como dice Quintana. Es difícil ver un gran Barça sin un Messi consciente de su importancia e iniciativa. Algo que Neymar logró en parte.

Si Griezmann no la toca

El Atlético de Madrid desarrolló a principios de temporada una idea basada en el fútbol ofensivo desde la asociación que convirtió a los rojiblancos en uno de los equipos más disfrutables de Europa para el espectador medio. Sin embargo, los resultados no estuvieron a la altura de la expectativa generada por su juego, y Simeone decidió dar un volantazo quizá alertada por el escepticismo de hombres tan importantes como el capitán Gabi Fernández. Pareció sorprendente porque daba la sensación de que los pinchazos habían sido mero fruto del azar, de que el balance de ocasiones a favor y en contra sonreía demasiado al Atleti como para que la suerte no girase y comenzasen a caer las victorias, pero incluso así, el Cholo renunció. Anoche, contra el Villarreal CF, se pudo comprender mejor por qué.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Aquella identidad combinativa se construía sobre dos pilares individuales que fueron el santo y la seña: Koke como segundo pivote, aportando un extra de salida, creatividad y control en la sala de máquinas, y un Griezmann dotado de libertad absoluta que visitaba cualquier zona del campo para ofrecer líneas de pase y mejorar la circulación del balón. Todo en beneficio de la fluidez. El problema residía en que, cuando la superestrella francesa queda demasiado enfocada a generar juego, sus primeras intervenciones se localizan muy, muy lejos del área de finalización, haciendo que el mayor volumen de ventajas ofensivas originadas tengan a otros de sus compañeros como cobradores del frac que van a que les paguen la factura del gol. Dicha circunstancia implica que el Atlético crea menos ocasiones de las que su fútbol sugiera, que estas son menos claras y que se resuelven con muchísima menos precisión. La irregularidad de Gameiro -llamado a ser un delantero de más de 20 goles- capó la idea y Simeone supo verlo relativamente a tiempo.

Contra los de Escribá, Koke volvió a asumir el peso de los primeros pases, Filipe Luis creció para dominar a su lado y el Atlético logró establecer la posesión en campo contrario para que Griezmann, con la hiperactividad propia de un demonio juvenil, revolucionara las jugadas con apoyos, desmarques, descargas, cambios de ritmo y resto de acciones de su maravilloso repertorio; consiguiendo girar el durísimo sistema defensivo del Submarino. Hasta 23 disparos sumaron los colchoneros, pero sólo un 17% de ellos en botas de su gran killer. Y así, la portería de Andrés Fernández nunca fue batida.

Eso depende del contexto (en este caso, su equipo). Si su juego permite a otros marcar goles (y diferencias) puede que su versión asociativa sea la más productiva. Pero si su equipo adolece de claridad ante el gol, su aporte en ese sentido sería más trascendente.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.

Al final pasa con todos los jugadores: aunque uno sea un “Top player”, el contexto de tus compañeros marcarán la productividad de tu desempeño.

Solo Messi es capaz de crear el juego y asegurar casi 50 goles al año.
Si Griezmann hiciera eso dejaría de ser mortal, como Messi.

Madrid Madrid

La alineación en el partido de ida de heynckes fue muy agresiva y con idea de que el balón no se disputara mucho en el centro, donde el Madrid es potencia, por tanto ideó una presión alta y fuerte, recuperar pronto y lanzar balón arriba rápido, de esta manera conseguía dos cosas, que el Madrid no pudiera jugar cómodo y con posesiones largas y llevar muchas veces el balón al área del equipo blanco, a poder ser por arriba (debilidad merengue). En parte, creo que esto lo consiguió, cuando los bávaros vieron que la amenaza del Madrid era excasa con la soledad de Cristiano.  Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Creo que para que el Madrid consiga pasar hoy a la final, debe llevar mucha iniciativa y crear ocasiones, para que los alemanes disminuyan su número de llegadas y por ende la creación de ocasiones. Y se den cuenta que no pueden ir arriba con todo, como muchas veces en el Allianz Arena. 
Otro factor a mejorar respecto al partido de ida es la salida de balón frente a la presión, para que los alemanes den paso atrás y evitar los fallos en los pases. En Alemania tuve la sensación que se falló mucho más de lo habitual, seguramente motivado por el marcaje pegajoso de los teutones.
Viendo que Nacho sale de lesión y que Vallejo se queda fuera de la convocatoria apuesto a que Lucas es el lateral derecho. No veo tan peligroso el 1vs1 contra Ribery ya que ahí el gallego tiene cintura y cultura de esfuerzo para aguantar, sino la gestión del segundo palo cuando el rival ataque por la banda de Marcelo. 

En base a que la CKM es inamovible y tirar tanto a Kroos como a Modric a una banda para defender los costados es contraproducente, apuesto por un 4-3-3 con Asensio-CR en los costados y Karim arriba. Y obligar a que sea Benzema el que cubra un carril en fase defensiva. Sino la otra opción es que sea Bale el que juegue en banda derecha y dejar descolgado a CR, pero tienes el problema de que vuelve a ser Cristiano el 9 del equipo con lo que ello conlleva (para mal). 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El Bayern también tendría que mirar si le renta que suba Alaba y Kimmich dejando a su espalda a Asensio/CR y Benzema para lanzar las contras.
1. Soy de los que piensa (y más para una Semifinal de Champions) que si un jugador entra en la convocatoria es porque está para jugar y en este caso se juntan 2 cosas, la primera que el lateral titular está lesionado y Achraf no está para estos partidos y la segunda que es Nacho el jugador del que hablamos, fortaleza y madridismo en estado puro, en otros partidos puede que eso no sea meramente importante pero hoy todo es diferente. Es el Bayern y están a 90 minutos de Kiev. 

2. Entiendo perfectamente lo que dices de Bale, pero soy demasiado futbolero y amo tanto el fútbol que me niego a pensar que un jugador del Real Madrid no esté mentalmente preparado para un partidazo como el de hoy… Si eso ocurre la culpa no es sólo del futbolista. Yo apuesto por el galés HOY, dentro de 1 mes ya veremos qué pasa con él. 

3. Soy de los que piensa que Kovacic está más que preparado para partidos como el de hoy, pese a su corta edad el chaval lo ha demostrado de sobra, mismamente el otro día en el Allianz hizo unos minutos sensacionales cuando salió al verde. 
Ahí ya es ZZ el que debe elegir, y normalmente ahí el francés apuesta por el brasileño. Veremos, no descarto que salga con Kroos y Modric en el centro, con Lucas en banda ayudando a Nacho y Asensio ayudando a Marcelo, con Karim y CR7 arriba.