Doce años

Tras tres títulos en seis años, el madridismo pensaba que todo el monte era orégano. Que no habría equipo, por poderoso que fuese, que pudiera descabalgar al Madrid de aquella imparable ola que parecía haber cogido allá por el año 98. Y apareció una vieja conocida para recordar que Europa no era un parque infantil. Que en el viejo Delle Alpi las venganzas eran parte del acervo popular. Tras un prometedor 2-1 en la ida del Bernabéu (goles de Roberto Carlos y Ronaldo), la Juventus de Trezeguet, Del Piero y Nedvěd (que se perdería la posterior final por acumulación de amarillas) machacaba sin piedad los sueños madridistas de acercarse a la Décima. Perderían la final ante el Milan, en los penalties. La primera de Ancelotti.

Morientes. La eliminación madridista de la temporada 03/04 lleva el nombre propio del exdelantero blanco, entonces vistiendo la camiseta del Mónaco, posterior finalista del torneo. Un gol del de Sonseca en el Bernabéu, donde fue sonora e inocentemente ovacionado, y otro más en el Principado comenzaron a cimentar la oscura maldición del décimo título.

La temporada 04/05 abría una etapa muy negra en la historia reciente del madridismo en el continente, la de los seis años consecutivos cayendo en la eliminatoria de octavos de final. La primera fue de nuevo una pesadilla recurrente vestida de negro y blanco. Un imprevisible gol del uruguayo Zalayeta en el minuto 116 del partido para matar la historia.

Thierry Henry cabalgando desatado por la banda del Bernabéu. Un equipo que parecía un rival menor creciéndose ante un escenario impactante. La vieja y angosta ratonera de Highbury hizo el resto. Sobre el reducido tapete de Islington el Madrid de Ronaldo, Raúl, Beckham, Roberto Carlos y Zidane se ahogaba impotente bajo la emboscada gunner. El mejor ataque del mundo sucumbiendo a un truco muy viejo.

Un espectacular partido en la ida en el Bernabéu, de esos que se recuerdan durante años, permitió al Bayern salir vivo de Madrid gracias a un gol de van Bommel cuando el árbitro ya miraba su reloj. El gol más rápido de la historia de la Champions en la vuelta terminó de voltear la situación. Roberto Carlos dormido en los laureles y Roy Makaay sorprendiendo a toda Europa. El Bayern, otra vez.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
¿Quién podía imaginarse a la Roma eliminando al Madrid, una vez más en octavos? Probablemente ni el propio Spalletti. La guerra abierta en el Madrid de Schuster facilitó la tarea a un equipo valiente y decidido que se vio con fuerza de ir a por la eliminatoria ante la inoperancia blanca en el Bernabéu en el partido de vuelta. El 2-1 de Italia dio alas a los romanistas, que con un gol de Rodrigo Taddei lo pusieron todo patas arriba. Maquilló, en un intento de épica, Raúl, pero Vučinić destrozó esperanzas ya en el descuento. 1-2 en Madrid.

El gran año del chorreo. O lo que es lo mismo, del ridículo sobre el césped de Anfield. Eran años complicados en el Bernabéu, años de cambios traumáticos, de presidencias hilarantes y lenguaraces. Vicente Boluda, que había heredado el trono del caído Calderón, cometió la gravísima y torpe imprudencia de menospreciar al Liverpool. La historia de Anfield (4-0 en la vuelta) supuso un punto de inflexión radical.

Temporada 09/10. Aparece en escena un equipo que acabará convirtiéndose en un asiduo del Bernabéu. El Olympique de Lyon, que ya reinaba en Francia, sorprende al madridismo con un fútbol sólido y práctico. Sin artificios pero tremendamente efectivo. La desidia blanca y la aparente falta de gobierno de Pellegrini sobre el vestuario harían el resto. 1-1 en la vuelta del Bernabéu para hacer las maletas.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Año I de la era Mourinho. El Madrid es, indudablemente, otro equipo. Ya no sucumbe en Europa ante equipos considerablemente inferiores como en años pasados. Esta vez va pasando rondas (Lyon, Tottenham)… hasta toparse con el perfeccionado Barça de Guardiola en la semifinal. Dos goles de Messi en la ida del Bernabéu (0-2) ponen la eliminatoria patas arriba. Nadie confía para la vuelta en Barcelona. Un partido muy cómodo para los azulgrana en la vuelta termina dejando a los madridistas en la primera de las tres semifinales de Mourinho.

El penalti de Sergio Ramos en el Bernabéu. Una eliminatoria maldita y de nuevo apeados por el Bayern, pese a que todo se puso bonito cuando Ronaldo ponía el 2-0 en la vuelta en el minuto 15 del partido, para voltear el 2-1 para los alemanes firmado en Múnich. La historia, como vimos, terminaría sirviendo al defensor blanco su merecida revancha ante Manuel Neuer.

La espectacular eliminatoria de semifinal ante el Borussia de Klopp. La exhibición de Robert Lewandowski, cuatro goles cuatro, en Dortmund y la angustia de la vuelta sobre el césped del Paseo de la Castellana. Un solo gol deja esta vez al madridismo con la miel en los labios. La tercera, y última, semifinal de José Mourinho. Para él, ‘un éxito‘.

Nadie, ni los más optimistas del lugar, auguraban una exhibición blanca como la del pasado martes en el Allianz. El 0-4 supone un golpe sobre la mesa y una demostración de poderío que se escapa del alcance de cualquier equipo europeo del momento. Nadie duda ya, de que el espectacular partido de los de Ancelotti en Múnich pasará a la historia del madridismo con todo merecimiento. Espera Lisboa. Espera el Atleti.
Puedes comprar camisetas del Real Madrid, desde los años ochenta hasta la actualidad, en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.