El Getafe

Bordalás tiene el estigma encima de que sus equipos son agresivos, que se juega poco cuando le interesa… el antifútbol como dijo Martí en rueda de prensa tras perder la final. 
Pero la realidad es que si el Getafe hubiera sido sólo eso no hubiera conseguidos esos números que ya ha comentado Quintana y que son impresionantes. Añado que desde septiembre el Getafe no ha perdido en casa y de los últimos 10 partidos (esa recta final tan importante) ganó 8 partidos (goleadas incluidas) y empató otros dos. Fuera de casa algo más especulativo pero un equipo igualmente difícil de superar. 
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Los equipos de Bordalas son, ante todo, peleones, es cierto. Portillo, que ha sido fundamental para el ascenso, no jugaba hasta que asumió y entendió que Bordalás le pedía un trabajo defensivo y solidario que acompañase su talento. 
Jugadores con calidad como Emi Buendía o Scepovic han tenido participación residual. 
Pero en Getafe esta temporada se ha visto fútbol de calidad, de dominio, de buen trato de balón y de entregarlo todo. Mucho trabajo pero también juego asociativo con jugadores como Pacheco, Portillo y Molina. 
Creo que Bordalás tácticamente le ha ganado la partida a casi todos los entrenadores con los que se ha enfrentado, en las segundas partes el Getafe casi siempre ha sido superior. 

En primera no sólo te llega con intensidad y trabajo pero la dirección técnica creo que tiene claro lo que tiene que fichar: algún perfil que le dé más velocidad, gente que recupere bien el balón y jugadores que puedan combinar y lanzar las transiciones. 
Ojo porque Ángel Torres ya ha dicho que Bordalás no es el único que opina en los fichajes. Le están consultando pero se arrepiente Torres de haber dejado esa parcela 100% a Escribá la temporada del descenso. Por lo que Bordalás tendrá que adaptarse a lo que le fichen. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
No veremos el Getafe de Schuster o de Laudrup esta temporada pero sí creo que veremos un Getafe bien armado, solidario y con buenas ideas ofensivas con balón cuando pueda dominarlo.
El tiempo desveló que la decisión de renovar la plantilla y cambiar de entrenador tras haber ascendido como primero obedecía a un cambio de paradigma. El Deportivo Alavés tenía un objetivo, cambió la dirección deportiva para adaptarse al mismo y ésta actuó en consecuencia para tratar de alcanzarlo en el menor tiempo posible. Como el resultado no es que fuera bueno, sino que fue inmejorable, nunca se echó la vista atrás para volver a cuestionarse lo traumática de la decisión del club, pero en el fútbol cada historia siempre tiene, como mínimo, dos versiones y, sobre todo, dos finales distintos.
“No me esperaba la decisión y más teniendo contrato. Tenía plena confianza en continuar, pero era raro que no me hubiesen llamado tras acabar la Liga. Creo que habíamos hecho méritos para que se confiase en nosotros en Primera División”
Decepción lógica al margen, lo cierto es que Bordalás no ha tardado demasiado en resarcirse. Apenas un año después de que el Alavés decidiera no seguir contando con sus servicios, el técnico alicantino ha ascendido con el Getafe tras eliminar a Tenerife y Huesca en el playoff. Y lo ha hecho, además, calcando los mismos 1,77 puntos por partido que ya había promediado el año pasado en el Alavés.