Quien detiene a Robben

“Arjen sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo y todavía va a seguir jugando para su club. Es un gran contratiempo, una merma real que la selección nacional no pueda contar con Arjen nunca más. Le echaremos de menos. No hay ninguna duda sobre eso”. Dick Advocaat, quien ha anunciado precisamente en el día de hoy que deja su cargo como seleccionador holandés, transmitía una realidad evidente e inconstestable. Tras no clasificarse para el Mundial de Rusia 2018, Robben, a sus 33 años, se retiraba de la selección el pasado mes de octubre, dejando un legado similar al que dejará cuando se marche definitivamente del fútbol. Mientras Holanda tuvo a Robben a un gran nivel, Holanda rozó la gloria.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Ausente de la Eurocopa 2016 y del próximo mundial, La oranje va a necesitar más que nunca una identidad y un proyecto común que logre dar soporte a varias generaciones seguidas; conceptos, el de la identidad y el de un proyecto que siempre son motivo de debate en el país que fue más que nadie en la derrota, el país de Johan Cruyff y Rinus Michels. En ese contexto, y con multitud de seleccionadores diferentes entre sí, Holanda contó con varias figuras que le permitieron competir en el corto plazo con una garantía que quizá su talento colectivo y las sensaciones transmitidas por esos equipos eran, bien irregulares, bien alejadas del canon neerlandés. Pero atendiendo a lo que pasó en Sudáfrica y Brasil, Arjen Robben era la diferencia.

Mundial 2014. Louis van Gaal no da con la tecla. Su equipo marcha a trompicones en la fase de clasificación para la Copa del Mundo y llega justito en determinados aspectos, más tras la baja de Kevin Strootman. De repente, activa un 5-3-2 en un grupo durísimo (España, Chile y Australia), en contra de lo más clásico: “No introduje ese esquema para ganar amistosos. Lo hice porque no pensaba que estuviésemos en condiciones de ganar una liguilla con España, Chile y Australia utilizando un 4-3-3. Quizás esto sirva para que en los Países Bajos todo el mundo se dé cuenta de que el sistema 4-3-3 no es el único que puede dar alegría a la gente”. En esa disposición, Robben vuela como segundo punta. Holanda encuentra el sistema y la competitividad pero además tiene a Robben.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
“¿Parar a Messi?¿Y cómo van a parar ellos a Robben?”. Patrick Kluivert no barría para casa ni venía a decir que Arjen era mejor que Leo cuando holandeses y argentinos chocaron en la semifinal, pero manifestaba una sensación compartida: Robben estaba jugando increíblemente bien en ese dibujo, jugando un fútbol intimidante, sin posición clara, con sus virtudes igualmente potenciadas, con una libertad que él entendió con naturalidad y que permitió a Holanda soñar. Robben arrancó su carrera, y la finalizará, como un extremo desequilibrante pero en Brasil fue igual de condicionante sin necesidad de arrancar desde una banda. A la contra, en transición o con la defensa rival posicionada, Robben como segunda punta fue la figura ofensiva del Mundial de Brasil.